Patrón de uso, aceptabilidad y percepción de riesgo de los cigarrillos electrónicos


Patrón de uso, aceptabilidad y percepción de riesgo de los cigarrillos electrónicos: estudio prospectivo de cohortes con biomarcadores

[Información para participantes]

Introducción
En la actualidad, el interés hacia los cigarrillos electrónicos ha aumentado por parte de la población fumadora y algunos investigadores. El cigarrillo electrónico es un aparato electrónico con forma de cigarrillo (también hay dispositivos con forma de puro o pipa) que vaporiza una mezcla de nicotina, propilenglicol y otros compuestos químicos. Su utilización simula el uso de los cigarrillos convencionales, mediante la inhalación del vapor producido. El aparato consta de una batería recargable, un atomizador y un depósito o cartucho que contiene el líquido a vaporizar. Durante los primeros años, los cigarrillos electrónicos y sus productos relacionados sólo se podían adquirir por Internet; sin embargo, al igual que ha ocurrido en otros países, las tiendas especializadas donde se pueden adquirir e-cigarrillos proliferaron en las ciudades españolas durante el año 2013, aunque parece que su número se ha reducido durante el último año.

Desde la irrupción del cigarrillo electrónico en el mercado se ha creado una polarización, tanto entre los investigadores como en la población, sobre sus riesgos y beneficios. Algunos investigadores y ciudadanos, colectivos de usuarios y activistas, defienden los cigarrillos electrónicos como una herramienta útil para dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco; incluso se sugieren como una herramienta de reducción de daño para los fumadores. Sin embargo, autoridades sanitarias, otros investigadores y activistas del control del tabaco consideran al cigarrillo electrónico como una vía para volver a normalizar el consumo de tabaco en los centros de trabajo y lugares públicos, además de crear nuevos adictos a la nicotina, especialmente entre la población más joven, y fomentar el uso dual con otros productos del tabaco.

Objetivos

  1. Identificar por medio de cuestionario el patrón de uso de los cigarrillos electrónicos en la ciudad de Barcelona.
  2. Describir la percepción del riesgo y los motivos de uso del cigarrillo electrónico entre sus usuarios.
  3. Analizar la influencia del uso de cigarrillos electrónicos sobre el consumo de tabaco convencional según las características de los usuarios y su patrón de consumo.
  4. Caracterizar los niveles de propilenglicol, y su principal metabolito el propilenglicol-glucurónico, en orina y saliva en usuarios de cigarrillos electrónicos.
  5. Comparar los niveles de nicotina, cotinina y carcinógenos en orina y saliva de los usuarios de cigarrillos electrónicos con los de una muestra de fumadores de cigarrillos convencionales.

Metodología
Diseño: estudio de cohortes con biomarcadores. Sujetos: usuarios de cigarrillos electrónicos mayores de 18 años de la ciudad de Barcelona (n=600), seguidos 6 y 12 meses después del reclutamiento. Variables dependientes: uso del cigarrillo electrónico, patrón de uso (con y sin nicotina, caladas, líquidos utilizados, etc.), creencias y percepciones sobre estos dispositivos. Variables independientes: variables sociodemográficas, estado de salud general, consumo de tabaco convencional (actual y previo al uso del cigarrillo electrónico), obtenidas mediante cuestionario. Fuentes de información: cuestionario, muestras biológicas (saliva y orina), muestra de líquido de recarga.

Duración
Tres años (2016-2018).

Financiamiento
Ayuda PI15/00291 (62.920,00 €, en tres anualidades) del Fondo de Investigación Sanitaria del Instituto de Salud Carlos III (Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER).

Equipo investigador