Los tumores que no se detectan con las pruebas de cribado se conocen como cánceres de intervalo y se diagnostican después de un resultado negativo en el episodio de cribado pero antes de la siguiente invitación del programa de detección temprana de cáncer.

El equipo de la Unidad de Cribado de Cáncer junto con investigadores de la Unidad de Biomarcadores y Susceptibilidad del Institut Català d’Oncologia han revisado la literatura actual sobre el cáncer colorrectal de intervalo y sus características epidemiológicas, clínicas y moleculares.

La proporción de cánceres de intervalo identificada mediante la prueba de sangre oculta en heces en los programas poblacionales de cribado de cáncer colorrectal es, aproximadamente, un 15%, y ligeramente inferior en rondas sucesivas de cribado. Según las características clínicas, es más probable que aparezcan cánceres de intervalo en mujeres y que se localicen al colon derecho. A nivel molecular, los estudios han demostrado que los cánceres de intervalo presentan, en mayor proporción, inestabilidad de microsatélites y niveles elevados de metilación del ADN comparando con los cánceres detectados en el proceso de cribado.

Conocer las características asociadas de cánceres colorrectales de intervalo en comparación con cánceres detectados en la cribado podría mejorar nuestra comprensión de las vías carcinogénicas y se podría prevenir el cáncer de intervalo mediante la estratificación del riesgo, ofreciendo estrategias de cribado adaptadas al riesgo individual de desarrollar cáncer colorrectal.

No Comment

Comments are closed.